Una Casa Museo

Una Casa Museo

 Mónica y su gata Juana.

Mónica y su gata Juana.

Mónica Parada es artista plástico. Vive en Punta Las Marías junto a su pareja Nico, sus tres perros y dos gatos. Su espacio tiene arte por todos los rincones, su casa no es tan sólo el lugar donde habita, es taller e inspiración para ella y para quien lo visita.

Lugar: Punta Las Marías, San Juan.

Estilo: Ecléctico, con muchos colores y colecciones. Pongo mi personalidad por toda la casa, las paredes blancas, vacías, me hacen sentir que estoy en un manicomio. Tener arte por todas las paredes es indispensable para mi salud mental. 

Qué llama la atención para el que te visita: La mayoría de la gente que visita dice que parece un museo y suelen dar una vuelta pausada por toda la sala y la cocina, mirando los juguetes y el arte que hay por todas partes. Posiblemente, la cosa favorita de la gente son las vitrinas de cristal donde hay varias colecciones para mirar. A veces algunas personas se quedan boquiabiertas con el pedazo de cráneo humano.

Casa ideal: Un autobus escolar de los 70's u 80's transformada y diseñada a mi manera por dentro. Llevo tiempo haciendo investigación y recopilando información así que es bastante específica la cosa. El cuarto estaría al fondo de la guagua, dividido por unas cortinas. Definitivamente anaqueles en las partes superiores para tener libros a lo largo del techo. El centro de la guagua sería sala/comedor y la cocina al principio. Me encantaría transformar el área del conductor en un mini escritorio para dibujar mientras miro toda la naturaleza alrededor...sería en el campo, con mucho espacio para caminar afuera y que los animales puedan correr libremente. Cuando este lista por dentro, le haría un deck/balcón en uno de los extremos.

Eventualmente me gustaría comprar un segundo autobus y usarlo de taller. Un amigo me dió la idea de ponerlas paralelas y dejar un espacio entre las dos para tirar un techo entre ambas y tener una terraza/patio interior. Me encanta la idea. Siempre soñé con crear mi propia casa y que mi espacio sea mi proyecto de vida. Tengo planes de comprar un terreno pronto y hacerlo realidad. Así que mi casa ideal es inicialmente una guagua escolar en un terreno en el campo y se transformará hasta que ya yo no de para más.

Esquina favorita: Amo la sala. Hay mucho para ver y no me canso de mirar los juguetes, el arte, los huesos, los libros. Además entra mucha luz y hay buena circulación de aire entre el balcón y el patio. Es suficientemente grande para tirarle la bola a Caoba y desde el sofá tengo tiro directo al patio o al pasillo. Da para entretenerla aunque uno esté medio vago. Es un espacio amplio y agradable. Cabemos Nicole, Caoba, Ugo, Uma, Maya, Juana y yo sin estar todos amontonados. Aunque así quieren estar casi siempre. 

Inspiración: Siempre me encantó coleccionar cosas. No sé exactemente que hizo que fuera así, pero no me recuerdo de otra manera. Me encanta rescatar cosas que otros han desechado y darles nueva vida. Rescato plantas, muebles, libros de la basura, cosas que otros ven como inútiles pero a las cuales yo les veo belleza. No veo la casa como un lugar para ir a dormir, más bien como un espacio para sentirse completamente a gusto. Así que lleno mi espacio de cosas que me encantan, que son lindas y a veces lindas de una manera algo morbosa, de colores y magia, de vida. Me gustan los espacios con vida. Me encanta ir a casa de alguien por primera vez y ver como es su mundo. Pienso que las casas son como un portal a las mentes de las personas. Puedes ver lo que los mueve por dentro, si son organizados o no, su mundo privado. Es conocer a alguien en un nivel más profundo. Visitar mi casa es visitar mi mente. Llevo mi personalidad tatuada en los brazos y cubriendo cada rincón de mi hogar.  

Un oasis minimalista en Naranjito

Un oasis minimalista en Naranjito

Un espacio retro-contemporáneo en Santurce