Dos satos en Portland 

“Dos perritos que siempre nos hacen recordar que todos somos satos, y que de una manera u otra, todos somos sobrevivientes. Siempre nos hacen sentir que llevamos un pedacito de isla con nosotras, en donde sea que estemos”.