Un verano en Nueva York: Bienvenido a Hancock

Un verano en Nueva York: Bienvenido a Hancock

Por: Gustavo Castrodad

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.” – Albert Einstein

2 meses fuera

Bueno casi ready pa salir, y digo casi, porque como “master” del despite, siempre se me queda algo. Además de prepararme, la primera lección del viaje era confiar y delegar. Confié y delegué. Nos fuimos ojos cerrados... cambio radical. Sorprendentemente llegué primero al aeropuerto. Allí espero, bastante ansioso, a la otra partner Victoria Delgado (Teniente) Garayua, a Mini y a Mami (los french bulldogs quienes también son parte de esta aventura)… y fotofinish logramos montarnos al avión con los perros y mi maleta sobrepeso. En el aeropuerto JFK nos esperaba la capitana Glori para llevarnos a directo a Hancock Village, pequeño poblado a tres horas de la ciudad de Nueva York.

De antemano les digo que este viaje se dio en dos semanas. Para una persona que no viaja hace un tiempo, por primera vez, padecí de vértigo. No se trata de montarme en un avión y llegar a otro destino, se trata de cambiar, de aprender, de observar y de observarme. Ahí vamos… 

UNCLEBROTHER

Probablemente nunca has escuchado de Unclebrother ni de Rirkrit Tiravanija.  Unclebrother es un restaurante en “Upstate New York”. Los dueños son Rirkrit Tiravanija y su amigo, socio, y galerista el Sr. Gavin Brown. Como parte de su obra plástica el elemento de la comida está muy presente en la obra de Rirkrit, así que en este campo en el medio de la nada (literal), dónde ambos dueños tienen propiedades para despejarse de la ciudad, hace sentido abrir un restaurante/galería. Pero esto no es lo más importante, al menos para mí. Lo más importante es que este restaurante lo corre una mujer puertorriqueña, amiga y socia embelequera, a quién llevo admirando por su continuo emprendimiento durante los pocos años que la llevo conociendo: Glorimarta Linares. 

Primera semana

¿Cómo llegan 3 boricuas aquí? Nos preguntan, claro, nos preguntamos... La respuesta es que este lugar es el resultado de una idea elaborada del trabajo que vienen haciendo Rirkrit y Gavin junto a Glori. Entender y ejecutar el proyecto no es fácil. Digamos que el menú varía cada fin de semana; dos noches de cena y la mañana del domingo “Brunch”. Pagas en la caja tu cena o brunch, tu bebida y te sientas. 

Hay “Curry Gratis” (Free Curry) en alusión a las obras de Rirkrit. Una ensalada fresca directo de la finca que la cosecha, un aperitivo, el plato principal y el postre. La cocina es totalmente abierta y las mesas son compartidas.

Y nosotros somos los encargados de cocinar. Estaremos aquí, en la cocina, durante todo el verano. 

 

Día 1 Bienvenido a Hancock

"De repente me siento que he llegado al campamento de verano de mis sueños, sólo que a mis 40 y pico…" 

The Greenhouse

Aquí voy a vivir por los próximos dos meses. Aquí se hospeda todo aquel que vaya a trabajar en el restaurante o la galería. Este primer wikén se espera un crowd de gente porque es la reapertura del Restaurante y abre una exposición colectiva o como le dice ahora un “show”- I GO, YOU GO, GOOD TO GO - de artistas ceramistas contemporáneos.

Ya estamos aquí y esto es solo el principio. Cada día hay una historia que contar e inspiración en cada detalle... pronto les cuento más.  

Un verano en Nueva York: La compra

Un verano en Nueva York: La compra

Xochimilco: Trajineras y Muñecas

Xochimilco: Trajineras y Muñecas