Dos satos en Portland 

Dos satos en Portland 

Chencho y Jack son dos satos Boricuas, diría yo, que de los mejores ejemplares de la raza. Chencho nació días antes de María y sobrevivió en las calles de Ponce hasta que lo rescataron junto a un corillo de perros. Jack es natural del aeropuerto de Ceiba, y emigró a Austin ya hace dos años. Y hace unos wikenes atrás, nos fuimos pa’ Portland.  

Viajar con nuestros satos es lo mejor, y usualmente no hay incidentes mayores. Pero cuando llegamos a Portland, Chencho decidió cagarla. Literalmente. Él también quería tener su dosis de “Portland fun” y decidió que era tremenda idea hacerlo en la famosa alfombra del aeropuerto de Portland. 

DSC09458-e.JPG

Se nos hizo fácil conseguir un AirBnB que nos aceptara a las dos y así poder compartir con ellos la aventura del wikén. El primer día, nos fuimos para la costa. Una vez pasas la ciudad, llegas a una carretera rodeada por pinos verdes. En el camino de tres horas hacia Pacific City, tuvimos varias paradas interesantes - “trails” bonitos, aeropuertos convertidos en museos, playas de arena negra, y más. Un fin de semana es suficiente para darte cuenta de que Portland es una ciudad nítida, llena de paisajes lindos, buena cerveza, comida deliciosa, lugares interesantes, cabezas progresivas, y sí, muchos hipsters que adoran a los perros, entre otros clichés (saludos, Portlandia). 

DSC09346-e_1.JPG

Lo mejor del viaje, como siempre, es la compañía. En este caso, de dos perritos que siempre nos hacen recordar que todos somos satos, y que de una manera u otra, todos somos sobrevivientes. Y más importante aún, siempre nos hacen sentir que llevamos un pedacito de isla con nosotras, en donde sea que estemos.

Jennifer es la mamá de Jack. Trabaja en mercadeo y se considera catadora de Moscow Mules. Y si ve una ardilla por la mañana, está contenta el resto del día.

Yo soy publicista y la mamá de Chencho. Vivo en Texas hace dos años, no me gusta el cilantro y me gusta comer con cuchara porque cabe más comida. 

Por: Mariana Gallardo

Turismo Revolucionario:  6 lugares para conectar con la patria y su historia de lucha y resistencia

Turismo Revolucionario: 6 lugares para conectar con la patria y su historia de lucha y resistencia

Dos días de música y color en Santo Domingo

Dos días de música y color en Santo Domingo