Roadtrip en México; off to San Miguel de Allende

Roadtrip en México; off to San Miguel de Allende

La ciudad de México es conocida por ser una ciudad superpoblada y por su congestión vehicular. Y aunque es cierto, no fue una excusa para alquilar un auto y guiar por cuatro horas a San Miguel de Allende como lo teníamos planificado. Nuestros viajes por lo general son bien independientes, indie; por la nuestra. Planificamos todo desde la autogestión. Y estábamos claros que esta visita a México, incluiría salir de la ciudad a conocer algún pueblo.

Alquilar un auto en CDMX fue súper sencillo. Salir de la ciudad, pues, ni tanto, pero si pones todos tus sentidos, puede que no te salgas tantas veces por la salida que no es. Son demasiadas las calles que convergen, se cruzan y pasan unas por encima de otras, creando un revolú en el google map. Pero nada que con paciencia, buena música y ganas de aventurar se puede arreglar.

Fueron 4 horas por autopistas largas, llenas de camiones y donde el límite de velocidad era “a las millas”. Una parada para comer nos alegra la vida. Tacos y cerveza, claro. Poder ver el país desde esta perspectiva, de viajero, de poder disfrutar un roadtrip con paisajes nuevos, escuchando emisoras locales sin saber con qué te encontrarás, se siente bien.

IMG_4928.JPG

Llegamos a San Miguel de Allende con la caída del Sol. Dejamos nuestras maletas en el airbnb y salimos a explorar. San Miguel es un contraste increíble entre lo rústico y lo moderno; entre el pasado y el presente. Las calles y sus edificios cargan historia y en sus paredes y aceras, el deterioro por el paso del tiempo, te transportan a siglos pasados. Pero, las nuevas generaciones y los nuevos tiempos traen consigo experiencias y espacios contemporáneos, con materiales y equipos modernos, que conversan con su arquitectura colonial. San Miguel de Allende fue fundada para el 1542.

Ver el atardecer en uno de sus rooftop es un “must” en San Miguel. En las tardes, varias terrazas se llenan de visitantes que quieren ver la espectacular caída del sol. Intentamos varias terrazas pero todas estaban abarrotadas. Por poco oscurece, pero después de varias vueltas, encontramos una linda terraza donde nos sentamos a apreciar el paisaje, solo eso. Acompañado de un mezcal y una cerveza, claro. Y en esos momentos es que agradeces la sencillez y reconoces la maravilla de la naturaleza; del ser y estar. ¡Salud!

IMG_4968.JPG

Las noches son de puritita magia. Te pierdes en las calles, encuentras rincones, restaurantes y barritas. Cada calle y cada edificio en el centro se ilumina. Aunque llegamos lunes, hay gente en la calle, vendedores, familias, juegos de mesas. El sentido de comunidad y de familia se siente. Visitar San Miguel de Allende es mágico. Aquí algunas fotos de la noche, cuando sus edificios y calles se iluminan. ¡Que lindo eres San Miguel de Allende!

La gente linda del Mojanolah 2019

La gente linda del Mojanolah 2019