Sonidos nuevos de Puerto Rico en Santo Domingo

Sonidos nuevos de Puerto Rico en Santo Domingo

“Fuera de los géneros comerciales, lo que hay es una ola de música increíble. Es por eso que comenzamos a trabajar para lograr El Puente Antillano”.

El fin de semana del 2 al 4 de marzo, Santo Domingo tuvo una dosis de sabor boricua cuando Miosoti Alvarado, gestora cultural y creadora de la agenda de eventos diaria DimeloMio, Amaranta Baez, chilena radicada en República Dominicana y Ceci Inés Moltoni, argentina y gestora cultural, quien maneja varios artistas en la República Dominicana (RD), se unieron, y lograron producir dos eventos que le dieron a los dominicanos un poco de calor y ritmo boricua. El percusionista y cantante Bebo Dumont se presentó en Monasterio y en La Espiral con sus live loops sessions.

 El interés de colaborar es trazar lazos fuertes en el Caribe, que una más a la región caribeña, específicamente a las Antillas, para conocernos mejor. Y todo esto, a través de la música. “Todo esto surge con que cada día que pasa me acepto y me reconozco más como caribeña y me doy cuenta de que los puertorriqueños no conocemos el Caribe. Nuestro estatus colonial nos priva de información y aceptando todo esto, me doy cuenta que estamos tan lejos de RD, aunque el país está ahí al lado. Esto me motiva a acercarme más al caribe, a la gente que se parece a nosotros y decidí comenzar por la vecina isla”, explica Miosoti, quien además es músico percusionista. Es así que surge El Puente Antillano.

 “Antillas para los Antillanos”

Y como bien ideaba Ramón Emeterio Betances, con la Confederación Antillana, cuya meta era la futura libertad, soberanías y desarrollo de las Antillas y su unión, El Puente Antillano busca crear puentes de colaboración para acercarnos y unirnos más a través de la música. Y gracias a las nuevas tecnologías se pueden crear fuertes lazos entre islas. “Estamos claros que somos una colonia y que esto nos ha alejado de toda la música latinoamericana. Pero gracias a las nuevas plataformas musicales, y a los medios de comunicación social, tenemos acceso a un mundo de música de manera autodidáctica que nos acerca. Lograr comunicación con otros, al otro lado del charco, y crear puentes de colaboración es cada vez más real", añade. 

Hace tiempo que Mio pensaba en esto, así que aprovechó la oportunidad de que Cultura Profética daría un concierto en Santo Domingo, y que Bebo Dumont es parte de la agrupación, para que éste presente su oferta musical. “El gasto económico no era mucho, así que conversé con Amaranta quien me conectó con La Ceci, y nos zumbamos a ver qué salía”.

 Bebo Dumont presentando sus Live Loops Sessions en Monasterio. f. F Madera 

Bebo Dumont presentando sus Live Loops Sessions en Monasterio. f. F Madera 

Hay un Boom

Para Amaranta Báez -chilena que vive en Cabarete, al norte del país- este tipo de iniciativa es muy necesaria para Quisqueya. Que esté pasando este acercamiento, y que haya gente al igual que ellas, que están tratando de tejer este puente antillano y que ya lo están logrando. Es un resurgir de una escena alternativa, la cual está ligada a un resurgir cultural, sin la intervención o apoyo del gobierno, sino como una gesta desde los individuos. “Estoy super contenta, y optimista de todo lo que está por venir. El resurgimiento de la música alternativa en RD, al igual que en PR no solo tiene que ver con lo musical… es una cosa cultural y lo cultural es político. Entonces, aquí están pasando cosas bien interesantes, a una velocidad más lenta que en Borikén, porque está en una etapa diferente… pero está pasando”.

La participación de Bebo fue algo espontáneo y sin mucho ruido, pero lo más importante es que se produjo un intercambio. “La gente al principio estaba tímida, pensando, ¿que está pasando aquí?, pero de pronto Bebo tenía a todos conectados, bailando, jammeando, disfrutando… luego se formó un jammeo con otros boricuas y con otros dominicanos que conozco y fue increíble. Los otros boricuas son Fernando Madera junto a Leonardo Osuna y Angelika Kolsan, quienes ya están en el país hermano llevando su música. 

 Fernando Madera, Leonardo Osuna y Angelica Kolsan en entrevista con MúsicaPress.  f. Miosoti Alvarado

Fernando Madera, Leonardo Osuna y Angelica Kolsan en entrevista con MúsicaPress.  f. Miosoti Alvarado

Para Ceci, argentina residente en RD, han sido días muy interesantes de intercambio “Es muy interesante lo que ha pasado estas últimas semanas. El show de Calma Carmona junto a La Marimba -una de las artistas con la que trabaja- ambas exponentes emergentes y con buena proyección de PR y RD. Luego echar mano en la visita de Bebo Dumont al país y llevar su propuesta a dos escenarios y contextos diversos en la ciudad de Santo Domingo y verlo compartir con talentosos músicos de la escena local en un jam inacabable”.

"Realmente es una muestra clara y hermosa de que hay un caribe con islas hermanas que ciertos poderes se han empeñado en dividirlas y separarlas y que sin embargo la música, y el poder de las identidades y sus fibras sensibles que se mueven en la música, son capaces de volver a unir, hermanar, verse reflejados como antillanos, caribeños y latinoamericanos”. - Ceci Moltoni 

Y aunque hay una escena emergente floreciendo, para Amaranta aún faltan más conversaciones y la profesionalización de la industria. “Aquí se necesita levantar una estructura que no existe, que implique inversores, productores, que aunque los hay, no tienen la visión ni idea de que se trata esta escena. Hace falta más profesionales en la música, producción de evento… no hay una cultura de muchas cosas como ustedes allá en la isla. Este pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de conversar y compartir y es algo que debería pasar más. Tener encuentros, debemos tener conversatorios de estos temas, que la gente se siente a escuchar, que tengamos tiempo de anunciarlo y tener las miradas y los oídos de las personas interesadas”.

Hermandad caribeña

Bebo Dumont, cree que este intercambio es demasiado necesario “Yo había ido a la República a tocar, pero esta fue la primera vez, que pude ir con tiempo, que me pude integrar más a la vida, al ritmo, a las cosas que se hacen y fue mi primera experiencia de intercambio cultural. Me dejó loco; yo me quería quedar. Me sorprendió mucho el nivel de hermandad que hay. Esa cuestión del Caribe se siente bien fuerte allí… como que son bien caribeños, no tienen pelos en la legua y son súper dados a que las cosas sucedan. Fue algo bonito, necesario y que hay que hacerlo... se tiene que repetir”.  

“Hay una cercanía, que es bien palpable y a la misma vez, nos puedo ver en ellos... pero hay algo distinto... hay algo de ser un país libre que te da un respiro y una actitud diferente”. - Bebo Domunt. 

“Para mí es una cosa muy preciosa porque me ha costado mucho entender la dificultad del ser isleño... pues vengo de un continente rodeado de tierras para explorar y he caminado sin límites mi tierra, y de repente acá ver que están todos tan cerca pero tan lejos. Que no es el mar lo que los separa, sino las barreras impuestas, los visados, los dólares inalcanzables q hacen falta para moverse entre islas y la forma en la que les hacen creer que son diferentes, pero son tan hermanos”, añade Ceci, quien entiende que esto que está sucediendo es muy poderoso y que no hay que darle pausa.   

“Hoy día cobra más importancia que nunca porque hay que sumarse a esta energía colectiva que está pasando y no hay vuelta atrás. Tanto El Puente Antillano como otras iniciativas que están pasando, van a dar paso a que el Caribe se una, a que haya más conexión. Lo que está pasando aquí es una esperanza, es una energía que está explotando y que si no se aprovecha,  se va a diluir, y se va a seguir dilatando el proceso. Yo tengo esperanza, la revolución que necesita este mundo está también en la música… la música salva vidas”, sentenció Amaranta. 

SXSW en Austin

SXSW en Austin

Las 10 de Andrea Cruz

Las 10 de Andrea Cruz