Ciudadanos del Caribe: ¿Cómo realmente quieres vivir?

Ciudadanos del Caribe: ¿Cómo realmente quieres vivir?

Aprendiendo a vivir donde queremos vivir.

Puerto Rico vive uno de los momentos más difíciles de las últimas décadas. A dos meses del histórico paso del Huracán María por nuestra isla y el devastador panorama que nos dejó, son muchos los cuestionamiento que surgen en cuanto a la manera en que vivimos en esta región tropical caribeña y cómo nos construimos. ¿Cómo debemos vivir en el Caribe? ¿Cómo asumimos posturas y prácticas de acuerdo a nuestro entorno, clima y espacio en el planeta Tierra? ¿Cómo logramos declarar la independencia desde nuestro núcleo familiar y la comunidad?

En Con Sabor a Coco queremos contestar éstas y otras preguntas que surgen ante los cambios que se viven y darles recomendaciones y consejos de expertos para vivir de manera más consciente aquí en la isla. La construcción de este país, será desde el individuo hasta el colectivo; desde cada hogar hasta como sociedad.

Comenzamos esta serie con el arquitecto Carlos Castillo, quien nos invita a reflexionar en cómo queremos vivir, partiendo de nuestro ser y nuestros gustos; y desde donde se forja cada individuo: La Casa. Y ya que tenemos que construirnos, nos invita a que lo hagamos de manera consciente, desde nuestra realidad como isla caribeña. Y esto, acompañado de una serie de pinturas importantes de Puerto Rico, que nos recuerdan el paisaje caribeño.

Casa

1. ¿Dónde quieres vivir?

Para escoger un buen lugar donde vivir necesitas conocerte muy bien. ¿Cuál es tu estilo de vida? ¿Cuáles son tus prioridades? ¿Para qué quieres usar tu casa? ¿Cómo quieres sentirte en la cotidianidad?

Es fundamental que pienses en el entorno inmediato que rodea el sitio donde pasarás muchos años de tu vida. Debe parecerse mucho a ti y facilitarte el día a día. Por ejemplo, si no te gusta cortar la grama, sembrar o treparte al techo, no te mudes a una casa terrera y mucho menos al campo de Puerto Rico. Si lo haces, sentirás una tensión eterna hacia el lugar que debe provocarte confort y seguridad.

Por otro lado, si eres una persona extrovertida y muy sociable no te mudes a un suburbio en Gurabo. Morirás de aburrimiento y te expondrás a largos viajes para juntarte con gente. Mejor múdate a un apartamento hermoso muy cerca de tu trabajo. Tu tiempo es valioso. No lo desperdicies viajando a la oficina todas las mañanas y tardes de tu vida.

Si cambias mucho de trabajo, considera alquilar una propiedad. Esta opción es práctica porque permite libertad de movimiento, crecimiento personal y profesional. También es importante escoger un lugar donde puedas conseguir alimentos, medicinas y servicios a una distancia de no más de 10 minutos caminando. En la medida de lo posible, trata de mudarte cerca de tu familia o amigos. Si no, haz amigos en tu comunidad.

  Santiago, Carlos, Ídolos de lata, Óleo sobre tela, 50 1/8" x 40", 2004, Colección Reyes Veray

Santiago, Carlos, Ídolos de lata, Óleo sobre tela, 50 1/8" x 40", 2004, Colección Reyes Veray

2. Pocas cosas

Es tentador almacenar objetos. De hecho, los almacenes para guardar alimentos fueron de las primeras edificaciones que hizo el ser humano. Nos permitieron asentarnos y construir sociedades. Sin embargo, a menudo compramos artículos carentes de función que se convierten en estorbos. Por ejemplo: la trotadora. Es mejor ser cuidadoso al adquirir objetos que se van apropiando de tu espacio. Cada cosa en tu casa debe tener un valor estético, emocional o practico.

3. Balcón

Nunca vivas en un lugar sin balcón. El balcón tu vínculo con el entorno. A través de este espacio entablas la conversación con tu comunidad. Así es que carecer de el equivale a vivir en el silencio. Esta área del hogar también sirve para liberar tensiones. Aunque te consideres una persona privada o incluso antisocial, es muy importante que tu espacio se relacione con la naturaleza y el balcón es fundamental para lograr esto. Es un área que permite la entrada de luz solar, necesaria para limpiar la casa naturalmente. También deja que fluya la corriente de viento que renueva tu aire.

 

  Hernández Acevedo, Manuel. Revendón. Óleo sobre masonite, 24 1/4" x 20", 1966, Colección Reyes Veray.    

Hernández Acevedo, Manuel. Revendón. Óleo sobre masonite, 24 1/4" x 20", 1966, Colección Reyes Veray.
 

4. Muebles frescos

Puerto Rico tuvo una buena tradición de fabricación de mobiliario diseñado específicamente para nuestro clima caluroso y húmedo. ¿Qué pasó en nuestra psiquis? Por qué desaparecieron de nuestras mueblerías, aquellos sofás de caoba y mimbre con diseños del Art Deco y Art Nouveau. ¿Recuerdas la mecedora de rattan? Durante la primera mitad del siglo 20 era costumbre adquirir estos muebles. Además de elegantes, son apropiados para nuestro estilo de vida y temperatura. Un ejemplo son las camas de pilares. ¿Saben para que son los pilares?

5. Nevera

Utiliza la nevera para guardar sólo lo que usarás en los próximos siete días. Suena exagerado pero de lo contrario terminarás convirtiéndola en un sitio de almacenar basura. Es mejor mantenerla iluminada y limpia. Evita congelar comida y trata de comer los alimentos que tienes en la nevera antes de colocar otros nuevos. Adquiere las verduras, el pan y las flores cerquita de ti para que te alimentes con productos frescos. Compra poco para que no se te dañe la comida y no pierdas dinero ni tiempo. Tu cuerpo esta hecho de la comida que comes. Consume ingredientes de calidad.

 

   Martín, Connie Ann. Viandas. Acrílico sobre tela, 48" x 36", 1998, Colección Reyes Veray.


Martín, Connie Ann. Viandas. Acrílico sobre tela, 48" x 36", 1998, Colección Reyes Veray.

6. Baño grande

Pocas veces le prestamos atención al cuarto de baño. Pero si te fijas, verás que es el más importante para toda la familia. Es el espacio más privado y el que todos en la casa utilizan. Por tanto, debe ser espacioso, limpio y lleno de luz (natural preferiblemente). Es apropiado incluir muebles y áreas que no sean estrictamente para el aseo. Por ejemplo, una butaca o sofá, un librero, varias plantas y música. Saca tiempo para limpiarte física y emocionalmente.  

7. Habitación

Este es el único espacio de la casa que te pertenece. No lo uses para esconder tus cosas sino como un lugar que te inspire. El televisor no debe estar en la habitación. Coloca solo la cantidad de muebles necesarios y procura que sean variados. Además de la cama, incluye sillas, mesas, espejos y lámparas. Los libros, el arte y la música harán de este lugar uno lleno de sorpresas. Crear tu pequeño universo de pocas cosas. Pinta el techo del mismo color de las paredes. Así creas la sensación de estar en una cueva.

8. Mochila de Emergencia

¡Prepárate! Invierte un día de tu vida para pensar, organizar y adquirir todo lo que requieres a la hora de un desastre. Fuegos, inundaciones, terremotos y huracanes son eventos que no van a dejar de existir. Algunos de estos no avisan. Por ejemplo, el terremoto.

¿Qué harías si ocurre un terremoto mientras estás en tu casa? Imagínate si te coge en el trabajo. ¿Tendrías agua, comida, ron, chocolate, ropa y tus medicinas? ¿Tienes un lugar identificado como refugio? ¿Todos en tu familia lo saben? ¿Que harías si ocurre un fuego en la cocina? ¿Tienes extintor? ¿Sabes usarlo? Hay muchas preguntas. Haz todas las que se te ocurran y contéstalas junto a tus amigos y familia. ¡Prepárate!

   Homar, Lorenzo. Aguacero sobre El Yunque, llovizna en Miramar. Acrílico sobre Lino, 24" x 26", 1997, Colección Reyes Veray.


Homar, Lorenzo. Aguacero sobre El Yunque, llovizna en Miramar. Acrílico sobre Lino, 24" x 26", 1997, Colección Reyes Veray.

Carlos Castillo es Arquitecto. Estudió una Maestría en Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico. Se interesa por la Gastronomía, Diseño, Arte, Antropología, Urbanismo, Economía, Educación,  Desarrollo y Construcción. Profesor de la Escuela Internacional de Diseño de la Universidad de Turabo. En el 2012, Ganó el Primer Premio de la Competencia Nueva Vivienda Para Puerto Rico por CAAPPR, CIAPR, AFV, ACH.

Ciudadanos del Caribe: Cocina sin refrigeración

Ciudadanos del Caribe: Cocina sin refrigeración

Juan Cruz y la cerveza del mes: Zurc

Juan Cruz y la cerveza del mes: Zurc