Mariem Pérez; la mamá de Marcel Ruiz

Mariem Pérez; la mamá de Marcel Ruiz

Sus días son bien variados. Pueden ir tan normal como cualquier madre que tiene un niño con actividades luego de la escuela, hasta días viajando promocionando una película.

Audiciones, actividades de lanzamientos. Tardes de rush, bañarse, vestirse, cocinar y salir. “Lo chévere de tener actividades así como un estreno, es que hay un chofer que nos lleva. Así que no soy yo quién tiene que guiar”. Me asegura Mariem Pérez, la mamá de Marcel Ruiz, este joven puertorriqueño que anda abriéndose camino en Hollywood y Netflix. Su más reciente actuación en la película Breakthrough, le abrió las puertas en Hollywood y su participación en One Day at a Time de Netflix, desde el día uno, lo puso en el mapa del entretenimiento. Mariem quien es una reconocida directora y productora en la isla y en la diáspora, divide sus días entre compromisos de Marcel y sus proyectos personales. Conversamos con ella, le preguntamos sobre sus días, los retos, alegrías como madre de un joven que llegó a la pantalla grande. Celebramos a esas madres que sueñan en grande y que sus hijos, son un reflejo de ello.

2017-09-12 20.57.38.jpg


Además de ser madre, soy acting coach

Ser madre, la lleva por otros roles y responsabilidades que se suman cuando un menor de edad, comienza una carrera profesional. Le preguntamos, ¿Además de madre, qué otros sombreros te tocan asumir? “A veces soy manager, aunque Marcel tiene un manager a quien queremos mucho, Iván de Paz. A veces tengo que ser stylist, chofer, cocinera, etc., pero eso lo hacemos todas las madres”.

“Pero sí soy acting coach. Tanto yo como su papá Carlitos, tenemos que ser acting coach en la carrera de Marcel. Muchas veces los directores están pendiente a una dirección general, no necesariamente una dirección actoral y mucho menos a alguien que no tiene toda la experiencia. Marcel no lo podemos comparar con actores de larga carrera, con quien comparte escena. Estos son personas con muchos años de carrera y ya vienen con un montón de herramientas. Y no es lo mismo hacer un comercial, una serie o una película. Es estar en el set, ver cómo las cámaras lo están grabando, llamarlo a un lado y decirle lo que pienso que debe hacer o cómo lo debe hacer. Ensayar con él, dirigirlo en que lo diga de otras forma, a veces me escucha, a veces no, pero ese es el rol mayor. Y defenderlo, muchas veces, por el hecho de que él es un niño. Marcel tiene mucha energía y es un niño bastante maduro cuando se relaciona con otros adultos. Lo ven como un adulto y no toman en consideración que es un niño, que necesita shutdown, que necesita tirarse en el sofá a ver su celular, entrar a youtube, ver un juego de NBA”.

En la escenografía de On Day at a Time.

En la escenografía de On Day at a Time.

Mamá Leona

“Mucha gente me ha preguntado cómo a mí -como madre-, no me afectaba el verlo en el papel de John Smith en Breakthrough, una historia de la vida real. Pero la verdad es que como esto es lo que yo hago, estoy más pendiente a que se vea real. Pero de todas maneras fue difícil estar en el set con él. La escena que se filmó encima del hielo, en la parte justo que lo sacan del agua, estábamos filmando en un lago congelado y ese día estaba a menos nueve grados y Marcel tenía que estar mojado, acostado en una camilla y fue arrastrado por el hielo mientras le daba un CPR. Esa escena la querían hacer con una grúa para levantarlo y que se viera una toma cenital del lugar. El problema es que Marcel estaba mojado y la temperatura estaba congelada. Fue difícil estar ahí pues soy directora, y sé lo que están buscando. Con cada corte teníamos que sacarlo a una caseta caliente, calentarlo, darle algo de comer caliente; un té, una sopa. Cada vez que cortaban le metía dos pastillas de vitamina c. Tuve que ponerme mamá leona, porque no quería que le pasara nada malo a mi hijo. Nadie lo conoce tanto como yo. Marcel es alguien que no se queja nunca y sabía que estaba aguantando más de lo que se supone que aguantara. Eso sí fue difícil”.

“Fueron tres días haciendo tomas en un tanque. Él llegaba a la casa explotao, explotao, pero sobre todo con un rash de cloro y los ojos rojos e hinchados. Eso fue lo más difícil, verlo así. Fisicamente veía que estaba cansado, sufriendo, explotao, con dolor en la cara, con los ojos que nos lo podía cerrar. Eso, estuvo fuerte”.

Para Mariem, el reto más grande como mamá de un niño que es actor, es el poder seguir con las cosas que ella quiere hacer. “En mi caso, mi trabajo me permite no tener que estar en un lugar fijo y esto me da la oportunidad de compartir más con Marcel y velar de cerca su carrera y su persona. No es lo mismo dejarlo en la escuela que sabes estará con otros niños que estar en un set donde la mayoría son adultos. Como madre, sino estoy yo o su papá, tenemos que contratar a alguien que lo acompañe en el set, porque esas son las reglas. Un menor de 18 años, siempre tiene que estar acompañado de un adulto. Y eso, casi siempre son 10 horas diarias. Así que, ¿cómo logro estar en el set con mi hijo y a la vez tener mi carrera y profesión y mis cosas? Eso es lo más difícil”.

2017-12-17 20.43.15.jpg

“En Puerto Rico estamos duros”.

“Como directora y productora disfruto mucho de observar cómo se hacen las cosas en Hollywood. Uno siempre piensa que en Hollywood es donde lo hacen mejor que en ningún lugar, pero personalmente de lo que he visto desde una película de Hollywood hasta una serie de televisión de Netflix, es que en Puerto Rico estamos bien duros. Hacemos las cosas mucho mejor que en cualquier parte del mundo y cometemos los mismos errores que en cualquier parte del mundo. He aprendido mucho del proceso de Hollywood y en mi caso, poder observar de cerca, me ha brindado mucha escuela”.

Experta de la alfombra roja

13612187_10153588429180776_7889165764189676311_n.jpg

“La parte más divertida es cuando ya sale el proyecto. Y lo más nítido ha sido viajar a diferentes sitios a presentar la película. En los estrenos y en las fiestas se pasan bien. Verlo crecer y como se sigue desenvolviendo es bonito”.

“Ya estoy acostumbrada a asistir a este tipo de actividades. Usualmente iba al beauty, me compraba un vestido… pero ahora, estoy hecha un experta. No gasto ni un beauty más ni un traje más. Ya me maquillo y me peino yo misma. Tengo tres vestidos negros que los reciclo. Me he dado cuenta que él que está en la alfombra roja es el actor, es Marcel, no la madre, así que no hay que maquillarse mucho. Ahora decido qué ponerme el mismo día y me peino y me maquillo como siempre lo hago. Pero es súper nítido sobre todo si son premios de reconocimiento y tu hijo se gana uno. ¡Ahí sí que sí!”

PHOTO-2019-05-02-16-44-23.jpg

Si le echamos un vistazo al instagram de Marcel a simple vista se ve un gusto por el vestir. A Marcel le gusta el basket, es joven y boricua. Una buena chaqueta con unas tenis coloridas y las uñas pintadas nunca se vieron mejor. ¿Y cuánto ha influenciado su madre?

“Marcel siempre ha tenido un interés por el fashion, desde que empezó a escoger su ropa. Pero sí, he influenciado mucho en su estilo. Antes de que él la escogiera su ropa, era yo quien se la escogía, pero obviamente, él tiene la última palabra. Para la película Breakthrough y la serie One Day at a Time, Marcel tiene un stylist, que lo ayuda en los estilos. Él le dice lo que quiere, pero siempre el quiere mi opinión. En otras ocasiones no tiene stylist y no tiene tiempo de ir a comprar, yo soy la que salgo, le compro varias opciones y el escoge”.

Marcel sacó de su mamá ese balance en la vida, asegura Mariem. “Ser balanceado, el respetar a las personas, el sentido de agradecimiento y mirar desde otra perspectiva... eso es lo que le he enseñado desde pequeño. Marcel es un fajón, es bien trabajador y su sentido de familia y amigos, está por encima de todo. No importa que estemos en un evento grande, su familia y amigos viene primero”… y eso es bien bonito.

Puerto Rico suena y se escucha en Santo Domingo

Puerto Rico suena y se escucha en Santo Domingo